La rica gastronomía con sabor a selva

Carla Agreda

Recorrido por mercados y restaurantes de comida selvática

Platos de la selva a la parrillaLa Amazonía peruana no solo tiene en su río del mismo nombre una maravilla natural, su rica gastronomía también es digan de destacar, y en este punto los limeños somos unos privilegiados en contar no solo con restaurantes con ricos platos selváticos, sino las carnes e ingredientes que permiten prepararlo en casa.

Sin duda, el potaje más famoso de los loretanos el el Juane o el “fane” (como  pronuncian los iquiteños), que los limeños describen como un tamal de arroz con gallina, huevo (batido o duro) y aceitunas, envuelto en hojas de plátano u hojas de bijao.

Buscamos en Lima los insumos para preparar el famoso plato, tacacho con cecina, un inchic api de gallinao por qué no, platos a base de pescados de la selva, como el caldo de carachama o pescados envueltos en hojas al carbón.

La alternativa directa es el terminal Pesquero de Ventanilla, donde se puede encontrar peces Amazónicos como la doncella, palometa, fasaco, cunchi, paco, sábalo, y pescados secos como el paiche (el pescado más grande de Río Amazonas).

“Más que la distancia geográfica, falta una política de difusión del grupo amazónico que no está unido. A la selva siempre se le ha visto como un lugar escondido. Hoy la innovación y la carta de posibilidades en insumos selváticos llama la atención del público extranjero y foráneo”, señala Edgar Rojas Prada, dueño del restaurante de comida selvática El Aguajal en el distrito de San Borja.

El toque de la selva

“Acompáñalo con su plátano maduro o su inguiri, paisita”, me dice Hilda, que nació en Tarapoto y es dueña de un puesto de comida de la selva en el Mercado Huamantanga de  Puente Piedra.

En este lugar, no fue difícil hallar las famosas carnes de monte, como sajino, chorizo y cecina, que junto con el tacacho (montículo machado de plátano previamente sancochado, frito o braseado al carbón, sazonado con “manteca de chancho”), se puede acompañar bien con el infaltable ají charapita o ají monito.

Y si de bebidas se trata, probar la cocona, la carambola y el camu camu, resultan unos manjares. Y qué decir del masato (fermento de yuca), bebida mágica que en el pasado no era preparado por cualquiera, sino solo por algunos elegidos.

Así que no existe impedimento para conocer un pedacito de la selva en el corazón de Lima, de sus costumbres culinarias que hoy se reinventan con la denominación del Río Amazonas como Maravilla Natural.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s